¿Por qué decidiste dedicarte al Derecho? Entrevista a Isabel Conde

Isabel Conde Garrido realizó sus estudios de Derecho y Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Navarra. Desde quinto de carrera, que comenzó en prácticas, forma parte del despacho de abogados Garrigues, mas concretamente, del departamento Mercantil. Aquí nos cuenta el por qué de su decisión por este sector y ofrece algunos consejos.


¿Realizaste prácticas o algún otro tipo de estudios al terminar la carrera?

Realicé unas prácticas en el despacho Garrigues en el verano de 5º de carrera porque quería saber por mi misma cómo era un gran despacho por dentro, qué tipo de trabajo se hacía y el ambiente que había (nunca es lo mismo que te lo cuenten que vivirlo). Al año siguiente terminé la carrera y me incorporé al despacho Garrigues en septiembre de ese mismo año, así que no hice ningún curso de posgrado. La verdad es que después de llevar seis años estudiando me apetecía empezar a trabajar ya.

¿Qué te hizo decantarte finalmente por este sector?

La verdad es que, aunque haya estudiado las dos carreras, siempre me gustó más el Derecho y también se me daba mejor; con Empresas pasaba mayores apuros. Además, mis padres son los dos abogados y eso marca mucho, de ahí que también todos mis hermanos sean abogados o vayan camino de serlo. Una vez decidido que lo más me gustaba era el Derecho, quería dedicarme a una especialidad en la que haber estudiado Administración y Dirección de Empresas me fuera de utilidad, y así fue como pensé en el departamento de mercantil de un despacho, que, a mí entender, es el que mejor aglutina los conocimientos que adquirí durante la carrera.

¿Cómo fue el proceso de selección?

Garrigues vino a mi Universidad a hacer una presentación del despacho y después se quedaron un par de días para hacer el proceso de selección. Yo me presentaba para unas prácticas de verano, pero mi proceso de selección lo hice junto con el resto de estudiantes que optaban a puesto de trabajo. Empezó con una serie de tests de matemáticas, psicotécnicos, inglés y me imagino que alguno más del que no me acuerdo. También tuvimos que hacer una redacción sobre la posible entrada en la Unión Europea de Turquía y una dinámica de grupo con 10 personas más o menos en la que el tema era acoso escolar (bullying). Si habías pasado esas pruebas, te llamaban para una entrevista personal con una persona de Recursos Humanos que te hacía un test sobre tus aptitudes personales, virtudes y defectos. Si pasabas la prueba de la entrevista con Recursos Humanos, el último escalón era la entrevista con un socio del departamento mercantil de la oficina a la que quisieses ir, en mi caso, la oficina de Madrid. Era también una entrevista personal centrada en las razones que te llevaron a elegir Garrigues y el departamento de mercantil, y alguna que otra pregunta de temas de derecho en inglés y de mis aficiones y mis planes de verano en francés. Al terminar la entrevista, le debí de dar un poco de pena al socio (lo pasé regular con algunas preguntas sobre temas de derecho en inglés) y me dijo que, aunque no me lo debía de decir aun, que estuviese tranquila porque me iban a coger.

¿Qué consejo podrías dar de cara a estos procesos?

Pues mi consejo es que hay que ser lo más natural posible, y no intentar aparentar alguien que no eres. Siempre intentar dar lo mejor de uno mismo y mostrar muchas ganas por trabajar en la empresa para la que sea el proceso, puesto que eso al final es con lo que se tiene que quedar tu entrevistador. Ah! Y por supuesto, llevar la entrevista muy bien preparada, es decir, estudiarse bien todo lo referente a la empresa en cuestión e intentar llevar bastante fresco el inglés puesto que al final sigue siendo un punto fundamental, y se valora mucho la fluidez y la capacidad de reacción del entrevistado. Y siempre, cuidad mucho el aspecto físico y muy importante nuestra actitud en la entrevista en todo momento y nuestra comunicación gestual (forma de mover las manos, postura corporal, gestos, etc.)

En realidad, no me veo muy capacitada para dar muchos consejos en este tema, puesto que al final sólo hice el proceso de selección de Garrigues, y está claro que a hacer buenos procesos de selección sólo se aprende haciéndolos.

¿Qué consejo podrías dar de cara al día a día en el trabajo?

Es complicado dar un consejo general, puesto que al final, si cada tipo de trabajo es un mundo, cada empresa lo es más, de todas formas voy a intentar dar algunos generales que son muy importantes desde mi punto de vista:

Saber escuchar. Hay que tener en cuenta que somos los últimos en llegar, por lo tanto los que más tenemos que aprender, así que nos corresponde ser humildes a la hora de aceptar nuestros fallos y darnos cuenta de que esto no ha hecho más que comenzar.

Saber aprender. Parece sencillo, pero no lo es tanto. Hay que intentar ser como una esponja y aprovecharnos de nuestros jefes, que son personas muy válidas y con mucha experiencia que nos pueden ayudar muchísimo a la hora de evolucionar cada uno en su trabajo.

Crear buen ambiente de trabajo. Crear buen ambiente de trabajo empieza por uno mismo. Todos tenemos problemas, alegrías, preocupaciones, días buenos y días malos, y hay que intentar que esa situación no nos afecte en el trabajo (sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero se puede conseguir) para así hacerles la vida más agradable a los demás. Eso al final repercutirá en ti también puesto que lo que aporta cada uno en su trabajo es lo que hace que al final se consiga un buen ambiente en la oficina.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s